“Un lugar parado en el tiempo “

Muy buenas noches amig@s, ¿qué tal estáis? ¿Preparados para una nueva aventura?

En esta ocasión, nuestra amiga La Libélula me ha hecho recorrer uno de los municipios del norte de Gran Canaria.

¿Adivináis por la fecha en la que estamos cuál puede ser?

¡¡EXACTO!! el municipio más visitado y más conocido de Gran Canaria: TEROR, lugar de peregrinación por miles de canarios para ver a la Virgen del Pino (Patrona de la Diócesis de Canarias)

Si os digo la verdad, no suelo desplazarme a municipios de la zona norte, y no porque no me gusten, sino porque soy un desastre conduciendo y me desoriento bastante, pero esta vez el esfuerzo fue necesario ya que la petición de que La Libélula visitara Teror ha sido de un fiel lector que recide en este municipio, así que no lo dudé y lo incluimos en nuestro itinerario. Y sin duda alguna… ¡¡MERECIÓ LA PENA!!

Empezamos el recorrido por una de las calles menos concurridas de Teror, y en ella descubrí una de las casas más hermosas de este municipio, su fachada tradicional rústica canaria me encantó, tanto que por un momento me imaginé viviendo allí.

Llegamos a la Plaza del Pino (centro de Teror) donde pudimos observar como entre la multitud de personas, destacaba la belleza de los balcones típicos de la arquitectura canaria, un auténtico espectáculo que nadie de los presentes podía ignorar.

Seguimos con nuestra visita y otro de los lugares que me maravilló fue la Plaza de Teresa de Bolívar, pequeña, pero de estilo clásico que inducía a imaginar que nos encontrábamos en una época del pasado, fué fantástico, una de las plazas más románticas que he visto nunca.

A medida que iba recorriendo este fantástico lugar, me daba cuenta que sin duda alguna, es el municipio más idóneo para la compra de objetos artesanos típicos canarios. Con respecto a los productor alimenticios de Teror no solo se encuentra el famoso chorizo, descubrí ignorante de mí, que entre otros también se encuentra la morcilla dulce y los dulces de las monjas del Cister.

En nuestro recorrido tuvimos que hacer una parada, y no para descansar precisamente, ¿el motivo? para entrar en uno de los lugares más aromáticos de este lugar, no podía irme de allí sin entrar la conocida Casa del Perfume Canario.

Son muchos los lugares que hay en Teror dignos de ver, entre ellos la Plaza de Pio XII, donde se encuentra también el conocido Palacio Episcopal, poseedor de uno de los jardines más bonitos del municipio.

Mi ruta terminó en la Calle de la Diputación, una de las calles más fotografiadas por los visitantes, y no es de extrañar debido a la magnitud de su belleza, no es una calle corriente, está compuesta de cientos de escalones y en la zona central unas largas cataratas que hacen correr el agua hasta el final de dicha calle.

Amig@s, ¿que os puedo decir de este espectacular municipio llamado Teror que ya no sepáis? Os animo a visitarlo si todavía no lo habéis hecho.

Y aquí acabamos el recorrido de La Libélula de esta semana, recordad que el próximo domingo volvemos con el descubrimiento de otro bello lugar de Gran Canaria.

Aquí y ahora La Libélula abre sus alas para poner rumbo a… ¡¡Feliz noche amig@s!!