Paseo por Agüimes

Muy buenas noches queridísimos amig@s. Una semana más nos acercamos a otro maravilloso municipio de la isla Gran Canaria. Esta vez, junto a nuestra amiga La Libélula, visitamos La Villa De Agüimes.

Agüimes es uno de los lugares que más me ha enamorado, en esta ocasión hemos paseado por la zona del casco antiguo.

En nuestro recorrido, La Libélula y yo, pudimos descubrir que Agüimes ofrece varias alternativas de ocio, ya sea paseando por su casco histórico, sus zonas verdes y parajes naturales, o compartiendo las diversas actividades culturales que se desarrollan a lo largo de todo el año.

Una de las visitas de mayor interés para los turistas es el Templo Parroquial de San Sebastián, un edificio levantado en piedra, con un cierto estilo catedralicio y con una fachada que representa una de las mejores muestras arquitectónicas del neoclacisismo canario. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981.

Tiene un origen aborigen, pero fue conquistado por los españoles. Por este motivo alberga diversos asentamientos prehispánicos de gran importancia.

En esta localidad, podemos encontrar la fiesta de San Sebastián, que es el patrono del municipio, las fiestas de San José Obrero, Beñesmen y la Fiesta del Rosario.

En nuestro increíble paseo llegamos a la plaza de San Antón situada en el Centro de Interpretación de Agüimes, que nos permitió interpretar las características arquitectónicas, artísticas e históricas del Casco Histórico; tipologías de los diferentes edificios que existen o existieron en el mismo, como casas de campesinos, de la burguesía, talleres artesanales, ermitas, iglesias, conventos, yacimientos arqueológicos…

El municipio cuenta con hoteles y casa de corto alojamiento para poder desarrollar el turismo rural, lo que atrae varios cientos de visitantes al año y volver a un pasado que retorna a nuestros ojos, que funde el calor de la tarde grancanaria con la claridad que reflejan sus casas y la belleza de sus calles.

Queridos amigos de La Libélula, lo más maravilloso de nuestra visita fue descibrir como surgía a nuestro paso esculturas que evocan a personajes relevantes de Agüimes o tradiciones centenarias, como el famoso carnaval o la pasión que sienten los agüimenses por la música y la multitud de rincones que deparan decenas de sorpresas y resumen un encanto especial, un laberinto de calles que invitan a explorar y a quedarse.Todo esto y mucho más es Agüimes….

Queridos amig@s, espero que os haya gustado el post de esta semana. Aquí ponemos el punto y final a nuestro recorrido para empezar a despegar las alas de La Libélula y poner rumbo a un nuevo destino.

¡¡Feliz noche amig@s!!