Triana… monumento histórico nacional.

Buenas noches queridos amig@s de La Libélula, una semana más tenemos el placer de reencontrarnos, esta vez para descubrir juntos, una de las calles más conocidas de toda Gran Canaria, su magia, su brillo y su personalidad hacen de ella la más famosa de la capital.

El barrio de Triana tiene un origen marinero, y fue el lugar de expansión de la ciudad tras su fundación, al otro lado del Barranco Guiniguada. Es un barrio eminentemente comercial donde hallarás todo tipo de tiendas, especialmente en la peatonal calle Mayor de Triana (que da nombre al barrio y que está hermanado con el homónimo barrio sevillano).

Me gustó mucho el contraste con el barrio de Vegueta, que con sus estrechas callejuelas y vetustos edificios le transportan a la Edad Media, el barrio de Triana es más burgués, debido a que muchas familias de mercaderes locales, andaluces, ingleses, malteses y daneses se asentaron aquí.

Por ello se explica que la calle principal que atraviesa todo el distrito posea un despliegue tan colosal de estilos arquitectónicos de los siglos XVIII al XX. A pesar de las casas modernas que se construyeron al principio de la calle, toda ella fue declarada monumento histórico nacional.

Pero pudimos descubrir que el barrio también reúne algunos edificios de gran valor histórico y artístico, como el Teatro Pérez Galdós, de inspiración italiana, o el Gabinete Literario, de estilo neoclásico y decoración modernista.

Tres son las plazas más emblemáticas de Triana, que sirven de punto de encuentro a los palmeros: la Plaza Hurtado de Mendoza (llamada “de las ranas”), la Plaza de Cairasco y el Parque de San Telmo (con su ermita y café modernista).

Es como un gran centro comercial abierto con toda clase de comercios, cafes, heladerias,… siempre con un ambiente muy agradable para pasear y admirar la arquitectura de la zona.

Un objeto histórico importante en Triana es un encantador reloj redondo . Sobre la pared de la casa número 35 de la Calle Mayor de Triana, que data de 1868, vea este reloj eléctrico que fue diseñado por el famoso relojero Juan Pflüger. Un reloj que muestra que usted debe tomar el tiempo para disfrutar de todo lo que la belleza.

Con mucha pena finalizamos nuestro recorrido por el Barrio de Triana, ya que nuestra querida Libélula pone rumbo a otro de los lugares más hermosos de nuestra isla, ¿hacia dónde volará esta vez? Lo descubriremos el próximo lunes amig@s, y hasta entonces os deseamos que paséis una felizsemana.

Foto: Raquel V. Photography

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s