Si puedes soñarlo, puedes tenerlo.

Buenos noches amig@s, bienvenidos una semana más, hoy nuestra amiga La Libélula y yo queremos responder a todas esas personas que siempre me dicen lo feliz que soy y la suerte que tengo de conseguir casi siempre lo que me propongo.

Normalmente escribo y hablo sobre lugares, rincones de Gran Canaria o de algunas de nuestras increíbles empresas, pero en este caso será diferente, en esta ocasión nuestra amiga La Libélula y yo vamos a dar un giro de 360 grados al blog. Quiero hablaros un poco más de mí y de todo aquello que gira entorno a mi vida.

Voy a contarte una reflexión sobre la vida que realmente ha ido cambiando mi mentalidad y mi forma de ver las cosas con el paso del tiempo. Sinceramente, creo que esta reflexión, junto a muchas otras cosas que he ido aprendiendo en estos últimos años, han cambiado mi vida.

Espero que te parezca interesante, y por supuesto espero que te hagan reflexionar un poco. No tengo porque tener razón, pero sin duda creo que son cosas fundamentales.

Hay gente que lleva años, incluso décadas haciendo siempre lo mismo (trabajo, rutina, amistades…) y que no les aporta nada si están o no a gusto con lo que hacen, y que además en la mayoría de los casos casi odian.

Pero, sorprendentemente, no hacen nada para cambiarlo. Simplemente se conforman y aceptan la realidad, como si fuera inamovible. Queridos amigos, tenemos el poder de que las cosas cambien, y si estamos haciendo algo que no nos gusta tenemos la opción de dejar de hacerlo y poderlo lo cambiar.

Yo soy del tipo de personas que si estoy 3 días seguidos haciendo algo que no me gusta dejo de hacerlo y rápidamente busco una alternativa que me haga más feliz.

No hace falta ser tan extremo como puedo serlo yo, pero sí hace falta hacer algo para cambiar la situación. Si ves que no eres feliz haciendo lo que haces o con la vida que llevas, ármate de valor, coge el toro por los cuernos y pregúntale a tu interior:

¿Estoy haciendo algo que no me gusta? ¿Estoy dispuesto a seguir soportando esto que me hace ser infeliz? Si llegas a esa conclusión y tienes ganas de cambiarlo…

¡Busca la manera y cámbialo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s